La baja maternal y las guarderías mejoran la economía, según el FMI

El Fondo destaca también el impulso económico que supone una mayor equidad

La baja maternal remunerada y las guarderías financiadas con dinero público fomentan que la mujer con hijos trabaje y no tenga que enfrentarse al dilema de elegir entre su carrera profesional y la vida familiar, contribuyendo así al crecimiento de la economía en todo el mundo. El informe Las mujeres en el mercado laboral: el papel de las políticas fiscales, publicado este domingo por el Fondo Monetario Internacional (FMI), señala estas dos medidas como claves para alcanzar la igualdad de género en el empleo y la independencia económica personal.

La implantación generalizada de estas acciones tiene un mayor impacto entre las progenitoras con estudios medios o bajos, cuyos sueldos, por lo general más reducidos, no dan para tomarse una excedencia sin sueldo del trabajo cuando el hijo nace ni para pagar un jardín de infancia privado, continúa el estudio. Ante la disyuntiva de trabajar para que la mayoría del sueldo se vaya en canguros o dejar el empleo y quedarse en casa cuidando al niño, existe el riesgo de que las mujeres elijan lo segundo, abandonando su progresión profesional, aumentando la dependencia de la pareja y arriesgándose a cobrar pensiones exiguas con el consiguiente riesgo de pobreza en la vejez. De ahí la importancia que el informe del FMI da a estas políticas.

El texto destaca también el impulso económico que supone una mayor equidad. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que reducir la brecha laboral de género en un 25% para el 2025 podría aumentar el PIB mundial un 3,9%. Por tres razones: incrementa la fuerza laboral, impacta en la productividad e incentiva la demanda interna, además de aportar innovación y creatividad a los equipos de trabajo.

Según el informe del FMI, se ha cogido como referencia una baja maternal de 18 semanas. En España las mujeres tienen derechos a un permiso remunerado de 16 semanas y el Gobierno impulsa la baja por paternidad para fomentar la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos. En marzo del 2019 se aprobó un decreto de medidas de igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral que incluía la ampliación de las bajas remuneradas de los padres por el nacimiento de un hijo a ocho semanas de forma inmediata, a 12 semanas este año y a 16 semanas, como ocurre con el permiso de maternidad, en el 2021.

Por el contrario, la financiación de las guarderías públicas aún no se ha recuperado de los recortes de la crisis. En Catalunya, por ejemplo, el Govern de Artur Mas redujo la aportación pública a la educación de 0 a 3 años, de manera que aumentaron las cuotas a las familias y también la financiación proveniente de los ayuntamientos y las diputaciones. El proyecto de presupuestos del Govern para este 2020 prevé una dotación de 70 millones de euros para esta etapa educativa.

La financiación de las guarderías aún no se ha recuperado de los recortes

La incorporación de la mujer al trabajo ha avanzado de forma global en los últimos treinta años, subraya el FMI. Si en 1990 la brecha era del 27%, en el 2018 se redujo al 20%. La situación ha mejorado en cuatro quintas partes de los países pero en un 20% de ellos la situación ha empeorado y ahora hay aún menos mujeres que trabajan. En 37 países la brecha laboral de género alcanza el 35%.

El Fondo Monetario Internacional también propone en su informe reformar el sistema de impuestos para que, en el caso de parejas, los segundos contribuyentes no se vean perjudicado.

(Noticia extraída de La Vanguardia)

Comments are closed.