La mitad de los autónomos que han realizado un ERTE asegura haber recuperado a toda su plantilla

Según ATA, uno de cada tres trabajadores ha accedido a financiación a través de un ICO. El 70% tendría problemas para mantener su actividad si hay otro confinamiento

trabajador autónomoLa crisis del coronavirus ha provocado que casi el 60% de los autónomos ha tenido que aplicar un Expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en alguna de sus modalidades, según el cuarto barómetro de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), que desprende que casi la mitad de ellos ha recuperado ya a toda su plantilla (el 48,2%) y el 23,9% al menos a alguno de sus integrantes.

Asimismo, el estudio recoge que el 12,6% no ha reincorporado a ningún empleado, el 1,8% de los autónomos participantes los recuperará en los próximos días, mientras el 13,1% aún no sabe si podrá económicamente dar de alta a alguno de sus trabajadores. Estas cifras parten de que el 53,2% de los autónomos asegura haber realizado un ERTE por el 100% de su plantilla. Asimismo, uno de cada cuatro autónomos ha tenido que aplicar esta herramienta laboral al 50% de sus empleados, reducir jornadas laborales o despedir, en tanto que aproximadamente el 20% ha podido mantener el 100% de sus trabajadores en su actividad.

Sobre el mantenimiento de plantilla de cara a lo que queda de 2020, un 51,1% de los autónomos cree que se mantendrá igual, un 30,2% que disminuirá y solo un 1,5% que aumentará, frente a un 17,3% que no sabe qué va a suceder con sus trabajadores.

Por otro lado, un mes después de la extinción del estado de alarma a nivel estatal y de haber entrado en la “nueva normalidad”, los contagios de coronavirus han vuelto a aumentar como consecuencia de los rebrotes, lo que ha provocado el temor ante un nuevo confinamiento entre los trabajadores por cuenta propia. El 70,3% de ellos afirma que tendría problemas en mantener su negocio si se volviese a una situación de aislamiento domiciliario.

El cuarto barómetro de ATA desprende que para el 16,9% de autónomos otro confinamiento significaría el cierre definitivo de su negocio, el 38,2% ve posible el cierre de su actividad, mientras el 15,7% afirma que tendría que reducir el tamaño de su empresa para poder continuar.

El cuestionario, que se ha realizado en base a unas 2.000 respuestas entre los días 14 y 18 de julio, recoge que entre los participantes, ocho de cada diez aseguran que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la del año anterior. De ellos, un 11,1% afirma no estar ingresando nada y el 60,2% ha reducido sus ingresos en términos interanuales en un 60%. En esta línea, el 86,3% de los autónomos encuestados considera que su negocio en 2020 va a disminuir sus ingresos.

Para intentar paliar esa bajada de la facturación, los autónomos han pedido la prestación de cese de actividad extraordinario. El informe recoge que solo el 6,3% han continuado percibiéndola, casi un 40% tiene exoneradas las cuotas, mientras un 44,7% no son actualmente beneficiarios de la prestación.

Otra de las posibilidades que tienen los trabajadores por cuenta propia para obtener liquidez es la solicitud de financiación, generalmente créditos y específicamente del ICO. Uno de cada tres ha obtenido ya financiación (24,3% han recibido sin problemas y el 5,7% han obtenido menos de lo necesitado), mientras casi el 19% está esperando una respuesta o se dispone a solicitarla en breve. Los trabajadores cuyas solicitudes de financiación han sido denegadas conforman el 16,7%.

A raíz de ello, la morosidad es uno de los principales problemas de estos trabajadores. En este estudio, uno de cada tres participantes asegura que la sufren por parte de entidades públicas o privadas (el 33,7%). De ahí, el 19,1% corresponde a grandes empresas privadas de las que esperan que se les abonen sus facturas por trabajos ya realizados.

(Noticia extraída de Cinco Días)

Comments are closed.