Los convenios del 2015 reflejan la moderación salarial al subir un 0,74%

Crecen un 36% los trabajadores amparados el último año por la negociación colectiva

trabjadorEl mercado laboral en España continúa ofreciendo escasas alegrías en todo aquello que tiene que ver con los salarios. Los convenios colectivos registrados a lo largo del 2015 fijaron un incremento en las retribuciones del 0,74 por ciento, según los datos facilitados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Esta subida –en un contexto de inflación plana– está a más de dos décimas del listón de hasta el 1% rubricado entre la patronal y los sindicatos mayoritarios el pasado mes de junio.

Sí es cierto que la firma de convenios colectivos se aceleró en el segundo semestre del año, una vez estaba cerrado el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC): hasta el 31 de diciembre entraron en el registro 2.268 convenios, lo que supone un 31,3% más que en las mismas fechas del 2014. Los acuerdos entre asalariados y empresarios de los doce últimos meses del año afectan a casi 6,5 millones de trabajadores. El incremento salarial medio de los convenios registrados en el 2015 está por encima de lo acordado en los dos años anteriores (en el 2014, el incremento salarial fue del 0,57%, mientras que en el 2013 se situó en el 0,53%). Sin embargo, ni tan siquiera alcanza los registros de los peores años de la crisis –un 1% en el 2012), casi un 2% en el 2011 o un 2,25% a principios de la década–. Salvo en el 2009, el incremento de las retribuciones de los trabajadores con convenio colectivo en el primer decenio del siglo estuvo en la franja del 3%.

Los expertos recuerdan que los convenios con efectos económicos registrados en todo el año que acaba de finalizar supone un buen indicador de la situación para los trabajadores que están amparados por la negociación colectiva. Un análisis por tramos de los incrementos salariales negociados en el último año indica que la situación va mejorando poco a poco. De los casi 6,5 millones de trabajadores afectados, 741.000 vieron congelado su sueldo (frente a los 890.000 del 2014). Si un año antes medio millón de asalariados consiguió cobrar entre un 0,5% y un 0,99%, en el 2015 aumentó a más de 1,7 millones. Y otros 2 millones de trabajadores han acordado un incremento superior al 1%, un colectivo que en el 2104 sólo formaban unos 250.000.

En cuanto al recurso del descuelgue, se ha producido una bajada significativa: si en el 2013, meses después de que la reforma laboral facilitara dejar de aplicar determinados acuerdos contemplados dentro del convenio, este tipo de medidas afectaron a más de 159.000 trabajadores, el año pasado las inaplicaciones alcanzaron a 43.000. Cuatro de cada diez afectados trabajaban en empresas de más de 250 asalariados. Además, la inmensa mayoría de los descuelgues presentados (el 90,3%) tenían que ver con el salario acordado entre los representantes de los trabajadores y los empresarios.

Más allá de recordar las limitaciones de las estadísticas sobre la negociación colectiva y que los datos publicados ayer son provisionales, la coordinadora de la secretaría de Acción Sindical de CC.OO., Rita Moreno, negó que la referencia del 1% “no es un dogma ni nunca lo ha sido”. “Tenemos que centrarnos en ser de capaces de impulsar el abandono de la congelación salarial, un recurso tan habitual durante la crisis”, defendió.

En todo caso, Moreno aseguró que “la recuperación salarial ha de extenderse más de lo pactado en convenio colectivo”, atajando “la pérdida de las condiciones de trabajo y de calidad en el empleo”. “Algunos comienzan a recuperarlas, a otros les costará mucho con unos contratos tan precarios”.

(Notícia extraída de La Vanguardia)

Comments are closed.